martes, 5 de febrero de 2008

Sánchez Gordillo afirma que los obispos "hace tiempo que dejaron de ser cristianos"

Exige que la Iglesia se financie con sus propios recursos

El candidato al Parlamento Andaluz por la provincia de Sevilla de IU-LV-CA criticó hoy tanto la actitud de la jerarquía católica como la cobardía del PSOE que "sigue financiando a la cúpula de la iglesia con dinero público".

Sevilla, viernes 1 de Febrero de 2008

Juan Manuel Sánchez Gordillo ha calificado de "reedición del nacional-catolicismo" el pronunciamiento de los obispos y ha exigido "la separación real de la Iglesia y el Estado".

Según Gordillo, el pronunciamiento de la Iglesia "es una petición descarada de voto al PP", por lo que exigió que inmediatamente se suspendan las ayudas financieras a la iglesia "que en un Estado laico debe valerse con sus propios recursos".

Sánchez Gordillo defendió el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo así como la libertad sexual de los gays, lesbianas y transexuales y criticó "la cobardía del PSOE" quien pactó un nuevo acuerdo económico con la Iglesia que ha supuesto 134 millones de euros en 2008, un 34% más que en 2007.

El candidato al Parlamento Andaluz llamó al electorado a que apoye a "la única izquierda que verdaderamente está contra este sistema".

La Ministra de Medio Ambiente roba a Andalucía

Por otra parte, Gordillo apostó por un sistema andaluz que no permita el "esperpento" de que una "señora Ministra pueda llevarse el agua de una provincia tan seca como Almería a una Cataluña con el río más caudaloso del Estado".

"Robar a un pobre para dárselo a un rico debería ser delito" afirmó, tras lo cual exigió la dimisión inmediata de la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona.

Sánchez Gordillo se comprometió a poner encima de la mesa los auténticos problemas de los andaluces: "El derecho a techo, el derecho a trabajar sin jugarse la vida y una alternativa social y ecológica para Andalucía".