lunes, 25 de febrero de 2008

Sánchez Gordillo exige un referendum para convertir las bases militares de EE.UU. en bases para la solidaridad

“Para ser pacifista no basta con decirlo, hay que hacer una política pacifista”


El candidato al Parlamento andaluz por la provincia de Sevilla de IU-LV-CA y el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, han comparecido esta mañana frente al Consulado de los Estados Unidos para denunciar las guerras ilegales, las torturas sistemáticas y los “campos de concentración” como el de Guantánamo que EE.UU. mantiene con la complacencia del gobierno español.


Sevilla, miércoles 6 de Febrero de 2008

Según Gordillo Andalucía “es una tierra de paz” y por ello necesita de más soberanía para “poder celebrar un referéndum libre y democrático en el que decidir si queremos las bases americanas de Morón y Rota o queremos que sean bases de apoyo y solidaridad con otros pueblos hermanos”.

El candidato de IULV-CA ha calificado a la potencia militar estadounidense como “el mayor terrorista del planeta ya que ningún grupo ha causado tantos muertos como los Estados Unidos”.

Sánchez Gordillo ha denunciado también la política exterior del Gobierno de Zapatero que “saca las tropas de Irak pero las manda a Afganistán donde la OTAN sigue matando a gente y donde existe una cárcel igual que la de Guantánamo donde también se tortura”.

También denunció que el Gobierno de Zapatero venda al “sátrapa” de Marruecos las armas con las que “se asesina a los saharauis”. “Para compensar al sátrapa de Marruecos por la visita del rey a Ceuta y Melilla”, afirmó, “Zapatero le ha entregado la libertad y el destino de un pueblo tan noble como es el pueblo saharaui”.

“Para ser pacifista no basta con decirlo, hay que hacer una política pacifista”, dijo. Además, y citando a Ghandi, para el candidato al Parlamento Andaluz “la paz no es sólo la ausencia de violencia sino la práctica de la justicia”.

Por su parte, Willy Meyer ha criticado que “en 2006 el presupuesto destinado a armas haya sido el mayor de la historia de España”. Para el eurodiputado de Izquierda Unida es “lamentable” que ningún otro partido plantee “el desarme como una propuesta de paz”.

“Después de que Zapatero se presentase como pacifista retirando las tropas de Irak obligado por la presión ciudadana y la de Izquierda Unida”, dijo Willy Meyer, “su política ha sido una política de guerra, de rearme y de aumento del presupuesto militar”.

Un presupuesto que para el eurodiputado “debería dedicarse a gasto social y ayuda internacional como la mejor forma de evitar la violencia”.